¿Quién es Beatriz Calvo?

Cómo pasé de recepcionista a diseñadora web:

 
En 2013 encontré curro en un Polideportivo – Spa & Wellness.
 
Mi trabajo consistía en cobrar las entradas de la recepción y dar los buenos días y las buenas tardes a todo aquel que venía al centro de relajación.
 
Otra de las cosas que menos hacía era encender los chorros de agua. Digo que esto es lo que menos hacía porque al spa no venía ni Rita.
 
Luego te cuento por qué.
 
El caso es que ahí estaba la Beatriz Calvo de 23 años, en su primer trabajo importante, aprendiendo a diseñar páginas web en WordPress de forma autodidacta
 
Por cierto, conseguí diseñar una que a día de hoy sigue funcionando.
 
Pero volvamos al tema que nos atañe.
 
Una vez, sin venir a cuento, los jefes gordos nos citaron y nos reunieron a todos los trabajadores del spa. Entre recepcionistas, socorristas, masajistas, fisios y mantenimiento nos juntamos unos 10 empleados.
 
Los señores con corbata, que para levantar el spa se gastaron un pastizal, estaban un tanto mosqueados.
 
Según ellos, habían construido una de las mejores instalaciones de la zona.
 
Total, que estos nobles caballeros tenían intenciones de hacer algo al nivel de los otros balnearios. Pero fracasó.
 
¿Por qué? Muy fácil.
 
Atento que te voy a desvelar el misterio más misterioso de todos los tiempos.
 
Los señores trajeados abrieron un spa y se quedaron sentados en sus sillones de cuero, esperando a que los clientes llegasen solos sin realizar ninguna acción más.
 

Este caso se parece mucho al de los emprendedores que tienen una página web.

 
La mayoría se diseña la web y se queda esperando a que lleguen las visitas que después se convertirán en clientes. Pero nada más lejos de la realidad, una web así jamás funcionará.
 
Mira, el problema principal, tanto en el spa como en una página web, o en un negocio físico y uno online, es la carencia de estrategias.
 
Tienes que tener claro que una web no es sinónimo de crecimiento y facturación.
 
Falta estrategia.
 
Y justo para solventar este problema, tienes delante el curso de diseño web gratuito en WordPress:
 
Directo al grano, sin paja ni rodeos. Con este curso entenderás las piezas del puzzle que le faltan a tu web para que funcione como esperas.
 
√ Las lecciones contadas con historias, te desvelarán una lección semanal que recibirás por email. Todo pensado para que puedas aplicarlo aunque seas de ciencias.
 
√ Cuando finalice habrás aprendido a diseñar una página web desde cero.
 
Y habrás aprendido más que en el 90% de los curso de pago de diseño web y WordPress.
 
Si todavía necesitas un motivo más para apuntarte, aquí te doy un buen argumento:
 
No hay nada más ruinoso que un spa sin clientes. O sí. Una web sin visitas.

Más sobre mí: Debes saber que tengo un defecto. 

Soy lenta. 
 

Muchas veces me cuesta pillar los chistes. Todo el mundo se ríe y yo cuando llego a casa, reflexiono y comprendo la gracia. El caso es que he descubierto que ser lenta es bueno.

Mira.
 
Vivimos en un mundo materialista y de prisas. Todo el mundo va con el tiempo pegado al culo.

Ay, que no llego a tiempo a buscar a los niños.

Oh, me ha pillado un atasco y hoy llego tarde al curro.

Y así.

Por el contrario, me considero una persona muy tranquila. Ya sabes, soy lenta.

Cuando salgo a hacer footing pienso que podría ganar a Usain Bolt, pero en realidad voy por debajo del kilómetro por hora.

Lo bueno de tomarme la vida a una velocidad más lenta es que puedo disfrutar de todos los momentos, me permite ser más detallista y prestar más atención a mi entorno.

Es como ver una película en velocidad menos dos, aunque ahora lo que está de moda es verla por 2. Pero bueno… 

El caso es que al final, ser lenta tampoco es malo, tiene una gran ventaja.

Luego te explico cual es.

De momento, si te apetece te puedes ir suscribiendo para recibir el curso de diseño web gratuito.

Todavía no te he contado como termine de diseñadora.

Durante los 1825 días que estuve cambiando mi tiempo por dinero en el spa, aprendí mucho.

Pero que mucho.

Y al final, llegué a una conclusión: 

Emprender, gestionar mi tiempo, mis horarios, mis relaciones y mis dineros era mucho más de lo que me ofrecían en aquel trabajo.

Así que como ya te habrás imaginado, un día firmé mi renuncia y me hice el mayor favor del mundo.

Por cierto, si has llegado hasta aquí será porque algo de mí te ha gustado, así que si quieres conocerme más personalmente, aquí te cuento intimidades:

  • Soy vasca de nacimiento, mi sangre es extremeña y mi vivienda está en el sur de Francia.

  • Llevo 6 mudanzas a mis espaldas y dudo que haya más, porque siento que al fin he encontrado mi hogar.

  • Tengo un clon que es mi hermana melliza, un hermano mucho mayor y unos cuantos sobrinos de todas las edades.

  • Soy mamá de dos chicos, uno va al cole y el otro es un bebé que ciudo en casa. No, no va a la guarde más bien yo lo guardo.

  • Y como imaginas, para llegar a todo y cuidar al bebé como es debido, madrugo. Madrugo mucho.

  • Si tuviese que elegir una serie española, aunque hay muchas buenas, te diría que La Que Se Avecina es mi favorita. 

Pero bueno, que tampoco es plan de contarte toda mi vida sin conocerte un poco más a ti también. Tengo algo mejor que te puede interesar. 

Es el curso de diseño web. Te apuntas gratis y después cada semana te llegará un email con una lección completa. Si te mola la idea, mete tu email.

Además, puedes contestar a los emails y así nos conocemos.

P.D: Se me olvidaba comentarte que la principal ventaja de ser lenta es que no voy con el tiempo pegado al culo, simplemente voy. 

Porque la vida no es una maratón por ver quién llega antes a la tumba.

Mi filosofía es que es una carrera de fondo en la que hay momentos buenos y malos, pero sobre todo, hay que disfrutar esos momentos y ver la parte positiva.

P.D.2: La caja de suscripción la tienes arriba.