Cómo crear una identidad visual propia y aplicarla a la web de tu negocio

¡Comparte este artículo!
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Era raro que dedicándome al diseño de páginas webs todavía no hubiera escrito sobre identidad visual, porque evidentemente, van muy unidos y no les queda otra que llevarse bien. 

Al fin y al cabo la web es un canal más del negocio y necesita transmitir la identidad visual de la marca que hayas establecido.

Si lo tienes muy claro y ya sostienes entre tus manos un manual estupendo de identidad visual, la verdad es que este artículo te lo puedes saltar. Pero si te estás preguntando si tu marca tiene identidad visual, si la estás aplicando bien en tu web o si estás pensando en darle un lavado de cara, es probable (muy probable) que te interese lo que te voy a contar.

Qué es la identidad visual

¿Te acuerdas cuando hablábamos de las cuatro patas del taburete? Si no te suena te invito a que, antes de seguir, te pases por este artículo donde te contaba qué era una marca personal y veíamos cómo definir la personalidad de marca gracias a los diferentes arquetipos.

Pues bien, la identidad visual es una de esas patas en la creación de la marca, es esa parte más tangible y fácilmente reconocible. Se trata de una serie de elementos característicos que le dan forma y la hacen singular. 

Más allá de que sea estética o guste al cliente (que también), la identidad visual tiene una serie de funciones muy claras.

  • Diferencia. La estética de una marca debe conseguir diferenciarla del resto en cualquier momento y cualquier lugar. Puedes hacer el siguiente ejercicio cuando entres en Instagram. Si antes de fijarte en el nombre de una publicación ya reconoces la marca, significa que se está haciendo un buen trabajo.
  • Recuerdo. Ayuda a recordar y a asociar ideas. Y no hay nada más valioso en una marca que ocupar un trocito de memoria de su cliente. 
  • Atención. La atención es uno de los recursos más valiosos que un cliente o visitante puede darte y la identidad visual contribuye a ello. Además, un diseño cuidado, claro y estratégico lleva al cliente a mirar lo que realmente te interesa.
  • Confianza. Cuántas veces te has ido de una web porque era fea de remate, no encontrabas la información o te daba pereza seguir leyendo. Tener una identidad visual definida evita este tipo de situaciones, ofreciendo una imagen cuidada y profesional en cualquier momento.

En definitiva, una identidad visual trabajada permite crear una marca sólida que sea capaz de desenvolverse de manera coherente y profesional en cualquier canal o situación.

5-herramientas-imprescindibles-para-comenzar-a-disenar-tu-pagina-web

5 herramientas imprescindibles para comenzar a diseñar tu página web

Descubre las herramientas básicas que necesitas antes de ponerte manos a la obra a diseñar tu página web. ¡Sin ellas es imposible empezar!

Responsable: Beatriz Calvo Finalidad: Envío de publicaciones. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing de Active Campaign. Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Qué elementos conforman la identidad visual

Ya hemos mencionado que la identidad visual se compone de una serie de elementos tangibles. Vamos a desgranarlos uno a uno para que los puedas localizar y crear en el caso de que no los tengas todavía. 

Logo

En muchas ocasiones se confunde la creación de la marca con el logo, pero este es solo una pequeña parte de todo lo que hay que hacer. Viene a ser el representante visual de tu marca que se compone de diferentes elementos gráficos y tipográficos en función de cada caso. Es el equivalente a la firma de tu marca, pero de esas que son legibles y cuidadas. No olvides que debe tener sentido con lo que transmites, ser único y versátil.

Selección de color

La paleta de colores es otro de los elementos importantes y no es tanto elegir unos colores que te gusten, sino crear una sintonía visual que tenga sentido con lo que la marca quiere transmitir. Para empezar, mi recomendación es que elijas un color principal y uno secundario, y que para cada uno de ellos, establezcas los usos y las aplicaciones. Una herramienta muy útil que te puede ayudar a jugar y a mezclar para inspirarte es Paletton.

Tipografía

Hay muchos tipos de tipografías diferentes, y a veces es complicado decidirse. Antes que nada necesitas diferenciar los diferentes tipos, la Serifs, las Sans Serifs y las Scripts (las que emulan el trazo a mano).

A modo de recomendación general, te aconsejaría elegir dos fuentes diferentes, una sola puede quedar muy monótona y muchas sobrecargan demasiado y generan confusión. Si te interesa profundizar en el tema, pásate por este tutorial de Google Fonts, donde te cuento las opciones que hay, cómo usarlas y dónde descargarlas.

Imágenes y fotografías

La comunicación que logramos a través de las imágenes y las fotografías ayudan a que el mensaje se entienda mejor y más rápido. Por eso, los elementos gráficos son tan importantes a la hora de construir la identidad visual.

Tu marca necesita una seña de identidad y muchas veces a través de las imágenes y las fotografías es complicado conseguirlo. Es importante centrarse en adoptar un estilo concreto que puede basarse en vectores, en fotografías con unos tonos determinados, el ángulo de la foto, un detalle que se repite, un juego de colores o bien un añadido visual. 

Manual de identidad visual corporativa: brandbook

Todos estos elementos se recogen en un documento llamado manual de identidad visual corporativa o brandbook. Esta herramienta es de gran utilidad si, por ejemplo, contratas a un nuevo diseñador, a un community manager o si quieres volver a hacer el diseño de tu página web.

Lo interesante es que se indican, no solo los elementos que hemos visto en los apartados anteriores, sino que también se establecen los diferentes supuestos de uso, cómo no se debe utilizar el logo, en qué casos usar un color u otro y las medidas mínimas de cada componente.

Hosting WordPress

Ejemplo: cómo incorporo la identidad visual en una web

Con la identidad visual trabajada y definida, es hora de empezar a implementarla y el mejor momento para ello es al crear una página web wordpress.

Para que veas de manera clara cómo aplicar la identidad visual en una web, te dejo el ejemplo de la mía donde se demuestra que hasta en las entradas del blog se necesita introducir cada uno de los elementos de los que hemos estado hablando.

como-crear-la-identidad-visual-de-una-marca

Y hasta aquí por hoy, ahora es tu turno para crear una identidad visual que esté a la altura de tu negocio. Al final se trata de ejercer bien tu profesión y al mismo tiempo de ser capaz de transmitirlo.

Ya sabes, si tienes cualquier duda, te leo en comentarios.

¡Valora este artículo!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

Deja un comentario

57-ideas-para-escribir-un-post-en-tu-blog

57 ideas para escribir un post en tu blog

¿Quieres comenzar a escribir en el blog y no sabes qué poner? En este ebook encontrarás 57 ideas diferentes para empezar con tus primeros 57 post.