Qué contenido web necesitas para tu página y cómo crearlo

Diseño y contenido web. Así, sin preámbulos. Desde mi punto de vista son la combinación clave para que una página funcione bien. Y te cuento el porqué. En ocasiones, nos limitamos a estar en Internet porque hay que estar.

No digo que no haya razón en esa afirmación, pero el motivo se queda un poco flojillo, ¿verdad? Lo preocupante es que nos hace olvidar el verdadero objetivo de un sitio web: ser el canal de comunicación principal de tu estrategia digital. A través de él hablas, escuchas y das las razones necesarias para que los usuarios se acaben convirtiendo en clientes.

Y dentro de esa interacción entran en juego el diseño y el contenido para aumentar las ventas del negocio, mejorar el posicionamiento de marca y transmitir todo lo que tenga que decir.

Hoy te quiero hablar del contenido y dejar de lado –solo por hoy– el diseño. Porque, por mucho que tengas un excelente diseño web, que yo en eso te puedo ayudar, poco impacto tendrá si no cuidas también la otra parte de la moneda.

Qué es el contenido web

El contenido web es todo aquello que vemos al navegar por una página. Como decíamos, es uno de los pilares de la comunicación de tu marca digital porque ayuda a transmitir la filosofía, el valor del producto o servicio y a modelar una personalidad concreta. Esto se consigue jugando con los diferentes formatos y la infinidad de posibilidades que tenemos. No hay una alternativa correcta más allá de la que les guste a tus clientes.

Tipos de contenido

Si te digo contenido, te vienen a la cabeza textos, ¿me equivoco? Hagamos un repaso por los diferentes formatos, porque sin ningún afán de quitarle a las letras el protagonismo que tienen en las páginas webs, se pueden combinar con muchas más opciones.

Textos 

Es uno de los principales elementos de una web y es obligatorio, repito, obligatorio trabajarlos bien. Hay muchos tipos de textos, en tu web aparecerán, principalmente, los textos copy de las diferentes secciones y los artículos del blog. También pueden entrar en escena textos de venta directa como landings o páginas de captación. 

Imágenes

Las imágenes en el diseño web se convierten en otro de los pilares. Y es que acompañan, dan armonía, representan y otorgan confianza a los internautas. En función del tipo de negocio y de las webs, tendrás que trabajar un estilo de imágenes u otro. Si es una web de marca personal, por ejemplo, necesitarás fotos profesionales de ti, de tu espacio y relacionadas con la profesión a la que te dediques.

Vídeos

El contenido audiovisual se consume cada vez más. No es, tal vez, tan común en los sitios webs y encontrarás todo tipo de opiniones sobre cómo introducirlos. Lo cierto es que con los vídeos o gifts se abre un amplio abanico de posibilidades para añadir en la cabecera, incluir testimonios o profundizar ciertos temas.

Programa

Los programas interactivos son pequeñas apps donde, pongamos el caso, hacer encuestas, juegos o apartado de consultas. Son otra alternativa para fomentar la interacción y entretener al visitante. Su implementación es más complicada desde el punto de vista técnico y por eso se ve menos a menudo, lo que le da un aire novedoso e innovador.

Audio

Los podcasts se están convirtiendo en los reyes del contenido. Durante el año 2020, en España, el consumo de audio se ha disparado. Está claro que no es la opción más frecuente y es probable que en tu sitio web pueda no tener cabida. O tal vez sí. Una venta de infoproducto en formato audio, o una presentación puede ser una alternativa diferenciadora. Sea como fuere no pierdas de vista la evolución del formato audio, porque seguirá dando de qué hablar.

Resultados de un buen contenido web

Creo que ya lo he mencionado antes, el contenido web es clave. Primero, porque representa a tu marca en esta jungla llamada Internet, pero también porque tiene un fuerte componente estratégico. 

Posicionamiento WEB

Lanzo una pregunta, ¿quién quiere estar en la primera página de Google para una búsqueda transaccional del sector? La simplifico, si eres diseñador web, ¿querrías estar en los primeros resultados cuando alguien busca “diseñador web para e-commerce”?

Pues lo que yo decía. Y para aparecer ahí necesitas muchas más cosas, pero sí o sí necesitas contenido que posicione.

Mejora del embudo de ventas

Hace unas semanas escribía sobre un modelo de embudo de ventas que personalmente me encanta. En realidad, da igual el tipo de funnel en el que trabajes, lo que queda claro es que para vender se suceden una serie de etapas y un buen contenido permite optimizarlas.

Por tanto, estamos hablando de que mejora la captación, la tasa de conversión, la interacción y las ventas. Y, como no podía ser de otra manera, también la fidelización. Generar un contenido web de calidad incide, no solo en la imagen de marca, sino también en los números.

Cómo crear un contenido de calidad para una web

Te adelanto que un buen contenido no siempre es sencillo de obtener. Primero, porque dependerá de a quién te dirijas y segundo, porque seguirá dependiendo de lo que quieres conseguir.

Por eso, para crear un buen contenido, hay dos pasos fundamentales:

  1. Definir tu cliente ideal

Esto aparece en todos los manuales de primero de marketing. Si no tienes claro a quién dirigirte, nunca podrás hacerlo de forma adecuada.

  1. Definir bien el objetivo

Lo hemos comentado antes, no es lo mismo escribir los textos de la Home que los de una página de ventas o un artículo para tu blog. Antes de ponerte a redactar o a diseñar, párate a pensar en los objetivos, qué quieres conseguir con ese contenido.

Mi consejo sobre la creación de contenidos

Y aquí va mi último consejo. Rodéate de buenos profesionales. Porque será poco probable que encuentres a una sola persona que te haga el diseño, los textos, las fotos y el posicionamiento SEO. Hay demasiadas especialidades para que un solo profesional pueda controlarlas bien todas.

Un diseñador gráfico, un especialista en SEO y un redactor y copywriter serán los encargados de crear un contenido del que puedas sentirte orgulloso al tiempo que compruebas como mejoran los resultados. Y por supuesto, no te olvides del diseñador (en este caso diseñadora) que se encarga de ensamblar todas las piezas y encontrar la armonía y la estética.

¿Quieres compartir tu punto de vista sobre los contenidos web? Cuéntame en comentarios, ¿qué priorizas en tu negocio y qué te cuesta más?

Deja un comentario