Aquí puedes aprender más que en el 90% de los ebooks gratuitos

En 2013 encontré curro en un Spa & Wellnes de Guipúzcoa.
 
Mi trabajo consistía en cobrar las entradas de la recepción y dar los buenos días y las buenas tardes a todo aquel que venía al centro de relajación.
 
Otra de las cosas que menos hacía era encender los chorros de agua. Digo que esto es lo que menos hacía porque al spa no venía ni Rita.
 
Luego te cuento por qué.
 
El caso es que ahí estaba la Beatriz de 23 años, en su primer trabajo importante, jugando al Pet Rescue Saga para matar el tiempo.
 
Por cierto, conseguí superar el nivel 1000, pero volvamos al tema que nos atañe.
 
Una vez, sin venir a cuento, los jefes gordos nos citaron y nos reunieron a todos los trabajadores del spa. Entre recepcionistas, socorristas, masajistas, fisios y mantenimiento nos juntamos unos 10 empleados.
 
Los señores con corbata, que para construir el spa se gastaron un pastizal, estaban un tanto mosqueados.
 
Según ellos, habían edificado una de las mejores instalaciones de la zona, aunque la creme de la creme eran (y siguen siendo) el Spa de Zarautz y La Perla Talaso de Donostia.
 
Total, que estos nobles caballeros tenían intenciones de hacer algo al nivel de los otros balnearios. Pero su proyecto fracasó.
 
¿Por qué? Muy fácil.
 
Atento, atenta o atente que te voy a desvelar el misterio más misterioso de todos los tiempos.
 
Los señores trajeados abrieron un spa y se quedaron sentados en sus sillones de cuero, esperando a que los clientes llegasen solos sin realizar ninguna acción más.
 
Este caso se parece mucho al de los emprendedores que tienen una página web.
 
La mayoría se diseña la web y se queda esperando a que lleguen las visitas que después se convertirán en clientes. Pero nada más lejos de la realidad, una web así jamás funcionará.
 
Mira, el problema principal, tanto en el spa como en una página web, o en un negocio físico y uno online, es que se ignora el SEO.
 
Debes que tener claro que una web no es sinónimo de crecimiento y facturación.
 
Falta trabajar el posicionamiento orgánico.
 
Y justo para solventar este problema, tienes delante el mini-curso de diseño web estratégico.
 
Directo al grano, sin paja ni rodeos. Con este mini-curso entenderás las piezas del puzzle que le faltan a tu web para que funcione como esperas.
 
√ Las lecciones contadas con historias, te desvelarán una estrategia diaria que recibirás por email. Todo pensado para que puedas aplicarlo aunque seas de ciencias.
 
√ Cuando finalice habrás repasado las estrategias SEO que convertirán tu página en un imán de visitantes que te harán ganar dinero.
 
Y habrás aprendido más que en el 90% de los ebooks gratuitos de diseño web, WordPress y SEO.
 
Si todavía necesitas un motivo más para apuntarte, aquí te doy dos:
 
El primero es que no hay nada más ruinoso que un spa sin clientes. O sí. Una web sin visitas.
 
El segundo, es que en el mini-curso de diseño web estratégico:
 
√ Sabrás por qué pegar el careto del Kiko Hernández en un bote de aceitunas, subirles el precio un huevo y venderlas por internet puede ser tan eficiente como una ventana en un submarino.
 
√ Conocerás la empresa que contrató a Ibai Llanos y facturó más de 130 millones de euros en plena pandemia vendiendo pipas mientras invertía en escucha activa.
 
√ Aprenderás la estrategia magistral de McDonalds, que tú mismo podrás aplicar a tu web, para aumentar la facturación y atraer a los millennials y centennials que tienen el paladar más educado que la Generación X.
 
√ Descubrirás el truco que aplica mi tía (de 57 años) para darle un empujón a su web y replicar el modelo de la empresa a la que vendió su vida antes de emprender y que tú mismo puedes usar en tu negocio.
 
√ Comprenderás los errores online que comete el rey del risotto con cuantiosas páginas web en las que invierte más de 1000€ al mes en comunicación.
 
√ Verás que para poder cambiar el mundo tampoco hace falta compartir la filosofía de vida de Elon Musk y entenderás de manera visual y sin muchas explicaciones la estructura de una página web.

Responsable: Beatriz Calvo
Finalidad: Envío correos comerciales.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing Active Campaign ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield.
Tus Derechos: Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@beatrizcalvo.com